Dimensión de la MAPE

A pesar de ser una actividad de pequeña escala, la MAPE abarca gran parte de la actividad minera en el país. No obstante, esta actividad está caracterizada por altos índices de informalidad que generan graves impactos ambientales y sociales. Esto se suma a una política pública que ha resultado ineficiente para mejorar las condiciones de trabajo de los mineros, promover métodos que reduzcan los impactos sobre el medio ambiente y alcanzar un punto medio entre los intereses de comunidades y mineros.

A continuación, se presentan datos sobre la distribución de las pequeñas UPM y los mineros de subsistencia en el país:

Fuente: Censo Minero de 2011

 

Tras la expedición del Decreto 1102 de 2017, donde se exigia la presentación del RUT al momento de inscribirse como minero de subsistencia, se redujo de manera significativa el número de barequeros en el país.

Fuente: Portal de Datos Abiertos de Colombia

 

La siguiente grafica muestra la distribución de los barequeros en 2018:

Fuente: Agencia Nacional de Minería

 

Obstáculos y Desafíos

Durante la última década se han formulado leyes y decretos que establecen parámetros claros y abren espacios para la formalización y registro de los pequeños mineros y mineros de subsistencia. No obstante, la falta de información, la lentitud de los procesos administrativos y la dificultad de las personas naturales para obtener los papeles necesarios para acreditar su labor, todo ello impide que los individuos adquieran o siquiera opten por la formalización de su oficio. Como resultado, la pequeña minería queda desamparada del seguimiento del gobierno, agravando la situación general de dichas comunidades.

Choques frente a actividades de minería a gran escala

La adjudicación de títulos mineros a grandes empresas y proyectos muchas veces se otorga en terrenos donde predomina la minería artesanal y de subsistencia. La pequeña minería está en conflicto constante con los proyectos de minería a gran escala por el temor constante a ser despojados de su forma de subsistencia y terminen desplazados debido a la falta de apoyo del Estado.

Fomento de la pobreza y bajos índices de desarrollo humano

La calidad rudimentaria de los productos mineros obtenidos de forma artesanal implica una baja competitividad y una fuente de ingresos inestable y deficiente para las familias de los mineros. Adicionalmente, las comunidades que subsisten de la pequeña minería viven en zonas remotas y de difícil acceso a todo tipo de servicios. Estas condiciones socio económicas llevan a una crisis en la calidad de vida de estas comunidades, que nunca pueden salir de los estándares de pobreza.

Inseguridad, riesgos laborales y trabajo infantil

La informalidad de la pequeña minería conlleva un ambiente laboral lleno de riesgos, desde el contacto constante con materiales tóxicos como gases o mercurio hasta riesgos de derrumbamiento en socavones improvisados. Esta situación se agrava si se considera la gran cantidad de menores de edad que desde el principio están inmersos en estas actividades por la necesidad de traer ingresos a los hogares.

Presencia, control y financiación del conflicto armado

Los grupos armados irregulares disponen de mucha mano de obra civil dispuesta en pequeñas minas clandestinas, y son ellos los encargados de la maquinaria y las rutas de comercio y salida de los minerales hacia las fronteras. La minería a pequeña escala sirve como una forma de financiamiento de los grupos ilegales, al tiempo que pone a la población civil en una situación de riesgo, principalmente en enfrentamiento y cruces de balas con fuerzas del Estado o con otros grupos irregulares por el control del territorio.

Falta de control al impacto ambiental

Principalmente la liberación de mercurio a los suelos y las fuentes hídricas que pone en riesgo la fauna y flora y puede desencadenar una crisis de salud pública. También se pueden presentar casos de minería dentro de áreas que el gobierno ha declarado reservas naturales o no aptas para la minería, y donde la actividad minera es tan irregular y dispersa que es difícil de rastrear y hacer el debido control del área.